17/2/13

Volterra

San Gimignano y Volterra son dos ciudades que teniendo prisa, se pueden ver en un día, si no se entretiene uno mucho, como hicimos nosotros.

Al llegar a Volterra, situada en lo alto de una colina y separando dos valles, aparcamos en el parking de la Porta de Docciola (N 43.40313 E 10.86311) una de las entradas, donde se encuentra la fuente y la escalera del mismo nombre. 



















Esta tiene un montón de escalones y aquí me cogí una buena paranoia.
En la parte de abajo había dos personas con actitud sospechosa que se separaron y  me dio por pensar que mientras estábamos arriba en la ciudad, uno entraría en la auto y el otro vigilaría nuestra vuelta. Jesús no compartía mis impresiones pero como yo no estaba tranquila, volvimos a desandar lo andado y bajamos  las escaleras de nuevo. Para aumentar más mi paranoia, mientras bajábamos el hombre que se quedó en la puerta se puso a hablar por teléfono. Claro está que en la auto no había nadie pero yo no me quedé tranquila hasta que llegó una auto al lado y salieron fuera a sentarse. Ahí me quedé tranquila pues mejores vigilantes imposible. Con Jesús un poco mosqueado conmigo volvimos a subir los escalones dispuestos a conocer la ciudad pero nuestra disposición ya no era la misma.





Cuando llegamos a la Plaza del Priori, una bonita plaza medieval rodeada de altos palacios grisáceos, información ya estaba cerrado y no pudimos entrar al Palacio del Priori, de la primera mitad del siglo XIII. En su interior hay importantes frescos y obras pictóricas florentinas, sienesas y locales de los siglos XIV-XVII. Nos conformamos con ver los escudos de piedra y terracota de la fachada que se conservan en buen estado. 





También estaba cerrado el Duomo, con la arquitectura típica pisana de arcos ciegos y galerías. 



Menos mal que llegamos a tiempo de ver, al menos, el Baptisterio. Está situado en frente de la catedral y solamente tiene una pared de mármol con la portada románica. En él entramos mientras un grupo de ingleses estaba cantando. No había nada reseñable, excepto una pintura y la pila octogonal con relieves del Bautismo de Jesucristo y las cuatro virtudes.


















Aunque de estar abierto, no hubiéramos entrado, aquí se encuentra un Museo de Arte Etrusco muy importante en Italia, con más de 600 urnas de cenizas (la mayoría de época helenística) Las murallas etruscas rodean la ciudad, aunque parte de ellas ya son medievales. Desde estas se obtiene la siguiente vista de la Toscana:


Hicimos lo mismo que en San Gimignano, callejear por sus calles y de paso comprar antimosquitos y velas. También compramos una guía de áreas de autocaravanas de toda Europa que nos pareció muy completa y fácil de manejar.




Nos acercamos en el norte de la ciudad a ver los restos de un anfiteatro. Lo hicimos desde un punto panorámico y no sabemos si se puede visitar andando o no. Estaba cerrado y había un escenario montado con gente ensayando.  Desde aquí volvimos a la auto bajando por la carretera e ignorando si el “sospechoso” seguía a pié de escalera .





Teníamos pensado pasar la noche en Monteriggioni , otro pueblo medieval  completamente amurallado, de forma circular, coronado de torres y situado en lo alto de una colina. Pensábamos que sería un buen sitio para pernoctar, puesto que nos habíamos informado de un par de aparcamientos, pero cuando llegamos allí, estaban en plena Fiesta Medieval, una fiesta que celebran desde hace veinte años. 




Aparcamos en las enormes explanadas que habían habilitado y con gente dirigiendo el tráfico a la multitud de coches que llegaba. El  polvo era exagerado por el trasiego de los que que iban y venían. Decidimos acercarnos para ver el interior del recinto y marchar a dormir luego a Siena, pues aquí era totalmente imposible por el movimiento, el ruido y el polvo.



 Las representaciones teatrales eran por todo el pueblo y no se podía acceder al interior sin pagar la entrada al espectáculo. Como los festejos eran de noche, se nos hacía tarde para ir a buscar un sitio donde dormir en Siena y tampoco estábamos dispuestos a quedarnos a dormir en esas condiciones. Decidimos irnos directamente. Posteriormente nos informamos de esta fiesta y es una pena que nos la perdiéramos. Mi consejo para el que quiera asistir, es llegar antes de que empiece y buscar un aparcamiento  alejado del bullicio aunque se tenga que caminar más.


Siguiente destino de La Toscana: Siena

Volterre: Area gratuita, no wc, sin asfaltar, cerca de la Puerta Docciola
Coordenadas geográficas: 43º24'11''N; 10º51'50''E (43,403126ºN; 10.863934ºE)
Dirección postal: Viale dei Filosofi,s/n




5 comentarios:

  1. Cada vez tengo más claro que descubrir tu blog, ha sido una bendición!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte por aquí y discúlpame. No se como se me ha podido despistar tu comentario ¡con lo que me gusta!
      Un abrazo!

      Eliminar
  2. Ay Pilar, me rio porque se notan tus prisas "paranoicas"..... las intuiciones hay que seguirlas, eso siempre!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...