3/11/13

Un paseo por Tazones

Tazones es un pequeño pueblo marinero perteneciente al Concejo de Villaviciosa. Sabíamos que dispone en su entrada de un gran aparcamiento en el que poder dejar la autocaravana y eso hicimos al llegar.



Está situado de forma escalonada en la ladera de la montaña, y nada más salir del aparcamiento nos encontramos con su iglesia parroquial. 


Descendiendo en busca del puerto, vamos viendo el contraste de las blancas fachadas de sus casas con el colorido de sus ventanas, balcones y corredores.



Al llegar al puerto vemos que la subida del agua ha cubierto la pequeña playa existente. El puerto tuvo, en otro tiempo, muchísima actividad ballenera y en los siglos XVI y XVII fue importantísimo para el comercio de Villaviciosa y su concejo. Desde aquí marchaban barcos a Francia, Holanda, Inglaterra, Vizcaya, Galicia y Andalucía cargados de diversos artículos, como grasa de ballena, lienzos, ceras o paños. Pero también cobró importancia por un hecho histórico: se dice que fue  el puerto en el que desembarcó por primera vez el rey Carlos I de España y V de Alemania.

Hasta aquí llega la carretera que divide en dos barrios a Tazones: El Barrio de San Miguel y el de San Roque. A ambos lados se sitúan los restaurantes que atraen a gran parte de turistas con sus productos marineros, especialmente mariscos.
Su casco tiene el reconocimiento de Bien de Interés Cultural  y paseamos por sus rincones más típicos y pintorescos, como el que nos lleva a la casa Les Conches, recubierta por hileras verticales y horizontales de conchas del mismo tamaño. 


Subiendo por sus empinadas cuestas también encontramos algún hórreo.
No disponíamos de mucho tiempo, pues queríamos buscar una zona de pernocta antes del anochecer, así es que en vez de acercarnos paseando hasta el final del espigón para contemplar la villa desde otra perspectiva , nos encaminamos  por las empinadas cuestas de este pequeño pueblo pesquero de nuevo al aparcamiento.





Al día siguiente queríamos ver Villaviciosa, a tan solo 10 kilómetros, así es que decidimos dirigirnos a la cercana playa de Rodiles y dormir en su amplio aparcamiento. No llegamos a cruzar la ría porque desde la  carretera vimos otro buen sitio para pasar la noche: El Puntal



Después de tomar unas cervezas en el chiringuito, cenar y pasear a lo largo de la ría nos dispusimos a dormir rodeados de eucaliptus con una tranquilidad y un silencio total.



5 comentarios:

  1. Pues, independientemente de la importancia histórica que parece que tiene el pueblo, parece que es muy bonito. Otro a apuntar!!
    Un saludo ;)

    ResponderEliminar
  2. Para mí, junto con Cudillero, de los mejores pueblos que ver en Asturias. Y lo mejor es que este no está tan concurrido así que puedes visitarlo tranquilamente

    ResponderEliminar
  3. Es bonito y no está masificado. En cuanto a Cudillero, también creo que es de los pueblos más bonitos de Asturias, no solo el núcleo si no los alrededores. Tiene unos senderos por la costa con paisajes increíbles.
    Gracias por pasaros por aquí!!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola Pilar! ¡¡¡Gracias por tu comentario!!! Ya te iré contando. La verdad que hay veces que no se como nos hemos embarcado en esto ¡¡¡Qué de trabajo!!! pero ya sabes lo que se dice que "sarna con gusto no pica", jajaja. Bueno ahora a comentar ¡Precioso! Unas casas con encanto y mucho colorido. Me ha extrañado no ver unas ruta de senderismo de esas que me encanta ver y sólo de verlas me canso. Besotes 40ytantas

    ResponderEliminar
  5. Un pueblo muy pintoresco y con mucho encanto. Me gusta

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...