20/1/13

SENDERISMO Valle de los tejos (Cerezal-Cáceres))


Los tejos son árboles singulares de Extremadura. Existe un grupo de ejemplares en Las Hurdes, concretamente en el Cerezal, alquería de Nuñomoral . Se encuentran en lo alto de la Garganta del Arroyo y se llega a ellos a través de un precioso sendero en el bosque pero de complicado  acceso en su último tramo.




El camino no está acondicionado para llegar a ellos. Lo está para subir al llamado Mirador de los Tejos. Desde aquí se pueden divisar si se conocen, pues entre tanto árbol y vegetación es difícil distinguirlos.
El camino se inicia en la Presa de Arrocerezal construida sobre el arroyo del mismo nombre. Tiene 3 km de subida y es compartido en el primer tramo con la Vereda del Correo, de 10,5 km de longitud que termina en Caminomorisco y que  antiguamente comunicaba Cerezal y Casar de Palomero




Tras coger una pista, llegamos al sendero que en un primer tramo nos lleva entre huertos. Cerca siempre del arroyo, lo cruzamos por puentes de madera acondicionados para ello y rodeados de una estupenda vegetación que hace el paseo muy agradable.




En este sendero que conduce al mirador, nos encontramos con un indicador y un camino a la izquierda que conduce a La China. Este es el  camino que hay que coger para llegar al pie de los tejos. Lo cogemos y, en ligero descenso vamos en busca del arroyo para  cruzarlo sorteando las piedras. En este pequeño recorrido ya vamos caminando por un paraje totalmente natural, de piedras y árboles llenos de musgo que proporcionan un  mágico y bello ambiente. 






La China es una  enorme piedra revestida en su totalidad por un musgo de brillante color verde, que forma un bonito conjunto con la encina situada junto a ella, igualmente revestida, pues la sombra aquí le gana la batalla al sol.





A partir de aquí, si queremos llegar a los tejos tenemos que hacerlo por un sendero sin acondicionar y sin señalizar. Se sigue un poco por instinto y otro, por el pequeño surco formado por el paso de senderistas anteriores. Ya no es un simple camino o sendero, aquí hay que salvar desniveles y sortear  peñascos en busca de la parte alta de la garganta que es donde se encuentran los tejos.







El esfuerzo merece la pena. Ya no es acercarte a ver los viejos tejos, es caminar por lugares vírgenes raramente frecuentados y  con el encanto especial que lo envuelve, con la humedad y sus árboles cubiertos de musgo. La contemplación de los tejos ya no es nada comparada con el placer que produce caminar hasta aquí.


Fotografía denuncia

Una vez visto y fotografiado este bonito espectáculo con el murmullo del agua del arroyo saltando entre peñascos, volvemos por el mismo camino a buscar el sendero que lleva al mirador y que dejamos para desviarnos hasta aquí.

Es un sendero empedrado, en su mayor parte, que va zigzagueando en su ascenso. Caminamos entre madroñeras y enebros obteniendo unas preciosas vistas de todo el valle. 








Una vez en el mirador podemos volver por el mismo sitio o subir a lo alto del  valle y bajar por la Vereda del Correo. Nosotros volvimos por el mismo sitio, pero antes nos metimos un poco por el monte, para ver el espectáculo de un bosque ocupado por pizarras y encinas recubiertas de musgo.






Si se quiere ver otro viejo tejo de grandes dimensiones, lo podemos encontrar en la Ruta del Chorro de las Batuecas, dónde al final nos espera el sorprendente salto de agua.

12 comentarios:

  1. Se parece a mi ruta... yo soy de allí http://monterobonifacioacocina.blogspot.com.es/2012/04/ruta-el-valle-de-los-tejos.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro! Es la misma ruta pero iniciada desde otro sitio. Yo también soy de cerquita y he oído que van a cerrar el valle para protegerlo. Somos unos privilegiados los que tenemos la suerte de tener estos parajes al lado.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Que bosque tan frondoso, debe ser todo un lujo poder pasear por esas tierras. Totalmente de acuerdo, en este país tenemos unos sitios de cuento. Saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario. Yo también estoy deseando volver al pueblo, ya ves que sitios hay cercanos a él. Un saludo!

      Eliminar
  3. Hay, que sólo de verte me canso. Me encanta la ruta y vista desde aquí una maravilla. Besooos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que gracia tienes Piluca!! No eres la única que se cansa viendo mis rutas. Tengo un hermano que le pasa lo mismo. Gracias por pasarte por aquí y abrazos.

      Eliminar
  4. Un maravilloso bosque que por tus fotografías invita a soñar... un motivo más para que nosotros nos animemos a perdernos por tierras extremeñas, que tan poco conocemos... Saludos viajeros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí. Extremadura sorprende a quién no la conoce, tanto las ciudades como el paisaje. Ya sabéis, intentad buscarle un hueco para conocerla. Un saludo!

      Eliminar
  5. Me ha encantado pasear por aquí, no lo conocía y lo he disfrutado mucho. Al menos, donde no llegamos andando nos asomamos. Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas Gracias Sandra. Lo mismo me pasa a mí con tus entradas. Las disfruto desde aquí. Un abrazo!

      Eliminar
  6. Yo lo he recorrido todas esa zona y es preciosa, en verano se puede pasar por la gran encina orizontal

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se cómo se me ha pasado este comentario. Lo siento!
      Sí. Toda esa zona es digna de visitar.. Ahora han habilitado un sendero que va desde Cerezal al Chorro del Gasco y es impresionante de bonito!
      Un saludo!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...