12/2/13

LA TOSCANA I Pisa,Luca y Pistoia


LA TOSCANA
Una de las regiones más bonitas de Italia, de bellos pueblos medievales, increíbles paisajes  y  grandes tesoros artísticos. Uno de los escenarios preferidos de los directores de cine.

Día 5

Dejamos la Liguria y cogemos nuevamente la autopista para dirigirnos a Pisa, al aparcamiento de la Vía Pietrasantina. Desde aquí, en 15 minutos caminando, se llega a la Piazza del Mirácoli (Plaza del Milagro) nombre que le puso Gabriele D’Annunzio al ser los edificios blancos emergiendo del verde césped,  lo primero que llama la atención.


Nos mezclamos con los turistas fotografiando de mil formas distintas la Torre inclinada (algunos verdaderos equilibristas). Torre que no es la única inclinada de Italia, como pudimos darnos cuenta a lo largo del viaje. No pudimos subir a ella porque había una cola de espera de tres horas.
Empezamos visitando el Duomo, uno de los edificios más bonitos del románico pisano y fotografiando las puertas de bronce con los relieves de Pisano,  primer arquitecto de la Torre y las galerías de columnas y arcos ciegos de la fachada, elementos que comparte con el resto de los edificios de la plaza. En el interior, los frescos de la cúpula, el mosaico del ábside, el púlpito tallado de Giovani …


















En el Baptisterio circular, también con un púlpito de mármol blanco con relieves de Pisano y la Pila Bautismal octogonal, también de mármol incrustado, subimos a la galería superior desde donde se tenía una buena vista del Duomo.







Terminamos visitando el Camposanto y los restos de los frescos que quedaron. Pasamos de ver los museos y el jardín botánico y después de hacer un montón de fotografías, volvimos a la auto pasando entre multitud de puestos vendiendo, entre otras cosas, recuerdos de la famosa torre.







 Nos fuimos en dirección a Lucca, al área Il Serchio  ( 43°51'0.40"N 10°29'9.60"E) donde tienen parcelas separadas por setos, algo pequeñas para las autocaravanas pero con agua y luz. Tienen wifi y piscina con sus atrayentes tumbonas que se paga aparte. El área es estupenda y aprovechamos para descansar. 
























Lucca es una ciudad amurallada y en quince minutos andando la atravesamos por la Puerta de San Donato. Nos dirigimos en primer lugar a San Michel in Foro en el antiguo foro romano y hoy la plaza  mayor de la ciudad.Tiene una fachada fascinante de columnas salomónicas con la figura de San Michel en lo alto.







Pasamos por la Plaza de Napoleón, una de las más concurridas y no sé si  llamada así porque estaba en proyecto colocarle una estatua en su honor o por su hermana que fué gobernadora de la ciudad. Tenían montado un escenario para la futura actuación de Paco de Lucía y nos fuimos a ver San Martino, la catedral de Lucca, también excelente ejemplo del románico pisano. Como a esa hora estaba cerrada, nos conformamos con ver la fachada de columnas y el campanil.


















Pasamos por delante de la casa de Puccini, ahora museo, que este año conmemoraban el 150 aniversario, y vimos sin subir a ellas, la Torre de las Horas, la más alta de la ciudad en la transitada vía Fillolungo y la Torre Guinigi la más famosa  de la ciudad. 






















Fuimos a ver después,  la Plaza del Anfiteatro o Plaza del Mercado, construida sobre el antiguo anfiteatro y que conserva los cuatro arcos en los puntos cardinales por donde entraban los gladiadores y animales en la arena. Hoy está llena de terrazas y restaurantes.






El paseo por Lucca es muy curioso porque como dice Jesús, la gente aparece y desaparece continuamente. Estás caminando por las calles abarrotadas de gente y de repente, a la vuelta de una esquina, no vuelves a encontrarte con nadie hasta pasado un buen rato que te das, de nuevo, de bruces con todo el bullicio. Todo esto sucede en muy pocos metros a la redonda.





Las calles estrechas y los edificios  altos a veces resultan un tanto asfixiantes. En cualquier callejón hay restaurantes con mesas ocupando todo el espacio, en contraste con la amplitud de espacios abiertos que rodean las murallas y que se pueden recorrer a pié o en bicicleta.  Es muy agradable pasear por ellas y después de hacerlo volvemos de nuevo al área y desechamos la idea inicial de volver al día siguiente para ver el interior del Duomo.





Día 6

Hemos recorrido las murallas por fuera con la auto para salir de la ciudad con dirección a Pistoia. Es una carretera franqueada por altos árboles y separada de las murallas por grandes espacios abiertos. Decidimos ir por una carretera nacional para buscar una gasolinera con un precio razonable pues el gasoil varía entre 1,18 euros el litro y 1,30.


Hemos llegado a Pistoia y aparcado en los alrededores de la Providencia Sociale. Nos parece un buen sitio pero se tarda un buen rato en llegar al centro histórico . Es pequeño y fuimos directos a la Plaza del Duomo con su bonita catedral y el campanario del siglo XII.  La Catedral de San Zeno la pudimos visitar pero el  Baptisterio estaba cerrado. La cripta debajo del presbiterio conserva restos de una villa romana y el altar plateado de San Jacobo se tiene que  ver desde la reja, lo cual es una pena porque no se pueden apreciar bien los relieves.




























Vemos la Iglesia de S. Giovanni Fuorcivitas  con la misma decoración en mármol blanco y verde y varias iglesias más. 







Recorremos sus placitas peatonales y sus callejas y al volver a la auto decido coger un atajo que no resultó tal. Nos perdimos totalmente por culpa de una vía de tren que no tenía acceso al otro lado y tuvimos que caminar un buen trecho para lograrlo. Por si fuera poco, nos cayó un chaparrón de los que salen en las noticias. Nos dejó completamente calados, pues  caminábamos por las afueras y no teníamos donde guarecernos hasta que dimos con un bar, en el que mediante la guía, pudimos explicar dónde habíamos aparcado y nos dibujaron el camino a seguir. Fue toda una experiencia pues hicimos muchísimos kilómetros y con la lluvia nos salieron hasta ampollas en los pies. Una batallita para contar en la que aprendimos que hay que tener cuidado con los atajos y lo más importante, saber exactamente el lugar donde se aparca.

Si quieres ver el siguiente destino de la Toscana, pincha en el enlace:  Florencia



Parking de Pisa: ASV I (Toscana) PISA 2 Via Pietrasantina 56100 PISA (PI) 43°43'43.07" 10°23'20.53"E
El aparcamiento es muy grande. Aparcan los autobuses pero tiene una zona para las autocaravanas. Es de pago. Creo que pagamos 3 euros por 3 horas.
Area de Luca: 2-" ASV I (Toscana) LUCCA Via del Tiro a Segno “Il Serchio''
43°51'0.40"N 10°29'9.60"E.
De pago. 18 euros más 2 euros de wifi (precio del 2010)


















5 comentarios:

  1. ¡Que experiencia tan bonita! Aquí nos cansamos de otra manera, jajaja. ¡Menudas fotografías! Besoooos

    ResponderEliminar
  2. La Bella Italia! Es cosa mía o la torre de Pisa, no está tan torcida en algunas fotos? Gracias por el post!!

    ResponderEliminar
  3. Muy hermoso lugar , abrazos y miles de gracias por compartirlo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...