14/2/13

LA TOSCANA II. Florencia (primera parte)


La ciudad "floreciente": una de las ciudades más bonitas que conozco y en la que es fácil sufrir el síndrome de Sthendal descrito como una enfermedad provocada por la sobredosis de contemplación de tanta belleza. 
Una ciudad de gran vitalidad, con una atmósfera especial y capital del arte.





Teníamos pensado llegar a Florencia a pasar la noche

y de camino acercarnos a Prato pero se nos hizo tarde porque necesitábamos un par de hamacas y tuvimos que buscar un centro comercial.

Nos quedamos en el área de la Calle Michele Mercanti (43°47'42.22"N 11°14'51.65"E). No es un área exclusiva de autos, también aparcan coches, pero como íbamos a utilizarla solo para  dormir, nos pareció estupenda. Teníamos al lado dos familias españolas que se habían conocido aquí y que nos relataron la odisea que pasaron por no picar los billetes del autobús.  Les mandaron bajar del autobús y pagar 45 euros a cada uno, incluidos los niños. Después de una hora de discusión y gracias a los llantos de la niña, consiguieron que les perdonaran  la multa. Intercambiamos experiencias y nos vamos a dormir.


Día 7

Hemos vuelto del centro de Florencia cansados y borrachos de contemplar tanta arquitectura, escultura y pintura estudiada en libros y diapositivas. Ver al natural todo junto y de una vez, no es la mejor manera de hacerlo. No sé el tiempo que necesitaríamos para poder admirar  cada uno de  los detalles.






Dónde sí me entretuve fue con las tres puertas de bronce del Baptisterio, la primera realizada  por Pisano y las otras dos de Guiberti. Las segundas de Guiberti, llamadas Puertas del Paraíso por Miguel Angel, son una copia. Las originales se encuentran en el Museo del Duomo, al igual que las esculturas del Bautismo de Cristo que se encuentran encima . Estas las vimos en el Museo, pero las Puertas no porque debían de estar en restauración.





























Después de ver el interior de la Catedral de Santa Maria del Fioreuno de los edificios más grandes de la cristiandad, y del Baptisterioque no tengo palabras para describirlo  con mágníficos mosaicos en la cúpula y una decoración sumamente lujosa,  me he quedado con ganas de subir a la Cúpula de Brunelleschi donde Jesús tantas veces lo ha hecho con el juego de la consola. Había una cola exageradísima y no sé si podré hacerlo mañana. El subir al Campanille del Giotto no me llama tanto la atención.








Me gustó el  Museo dell’Opera del  Duomo, dedicado principalmente a las esculturas, donde  vimos las estupendas cantorías de Donatello y Brunelleschi, la Piedad y  Madalena manierista…










Al no tener compradas las entradas de los Ufficci por Internet, lo hemos hecho por venta anticipada en la Iglesia de OrsanmicheleMerece la pena pagar  cuatro euros más, por cada una, para evitar la cola. La fachada de esta Iglesia está decorada con nichos de estatuas realizadas por  escultores renacentistas  importantes, como Ghiberti o Donatello. En el interior hay un fantástico tabernáculo gótico decorado con mármoles de colores pero al que ni se te ocurra intentar hacer una fotografía, del celo tan esmerado que poseen sus vigilantes.


































Mientras se nos llegaba la hora que nos dieron para el museo de los Uffici hemos estado paseado por el Puente Vecchio, el más antiguo y pintoresco de Florencia, sobre el río Arno, con sus voladizos y sus tiendas de  joyeros y orfebres.








  
Hemos visto el Museo de los Ufficci, cuyo nombre (italiano ufficio, es decir, oficina) recuerda que se construyó  como sede central de las oficinas de la administración de la ciudad. De sus obras se encargó  Giorgio Vasari al  igual que del puente Vecchio. Estaba en remodelación pero eso no era impedimento para admirar  una de las colecciones de arte más importantes del mundo.



Cansados de contemplar tanta obra de arte nos hemos acercado a  la Plaza de la Signoría. Esta plaza tiene muchísimo ambiente y es entretenido sentarse a descansar al lado del  Palazzo Vecchio, en la Loggia, rodeados de esculturas al aire libre como Perseo o el Rapto de las Sabinas y contemplar la cantidad de gente que hace lo mismo que nosotros, descansar, pasear, mirar las copias de las esculturas de Donatello o de Miguel y beber las cantidades tan exageradas de agua que se necesita para aliviar la sed de tantísimo calor. 









Y hablando de las esculturas de Miguel Angel, el David me sigue pareciendo que tiene las manos desproporcionadas con relación al cuepo aunque su importancia no reside en su belleza física si no en  la belleza de su expresión. Tenemos intención de  verlo mañana en  la Galería de la Academia.





Tambien nos hemos acercado a la Plaza de la Santa Cruz en la que había montado un enorme escenario que nos ha impedido hacer buenas fotos de la Basílica. Ante la cola tan enorme que había para entrar, nos hemos sentado en la escalera para ver si disminuía un poco pero nos hemos tenido que ir de allí sin poder ver uno de los símbolos del arte florentino.





Cansados de patear la ciudad y de asimilar tanto arte junto, hemos vuelto a la estación, hemos cogido el autobús número 4 y hemos vuelto al área, donde nos han informado de un bar donde poder ver el partido del  mundial, España contra Alemania. Lo hemos hecho con nuestros vecinos de auto, una pareja encantadora de andaluces con dos niños, mientras nos tomábamos unas cervezas y el encargado del área nos cargaba las baterías de las cámaras.


La segunda parte de esta visita a Florencia:
http://conautocaravana.blogspot.com.es/2013/02/florencia-segunda-parte.html




PRECIOS DEL 2010:
Area "Il Poggeto", Via Michele Mercanti 24/B .Parece un sitio privado pues  la calle es muy estrecha y tiene una barrera al entrar.
De pago. 12 euros por día.
autobús ida y vuelta del área a Florencia,2,25 euros
Museo del Duomo 6 euros
Baptisterio 4 euros
Galeria Uffici 10 euros más 4 euros por venta anticipada.
Subida a la cúpula 8 euros
San Lorenzo y Sacristía vieja 3,50 euros
Sacristía Nueva y Capilla de los príncipes 4 euros
Museo San Marcos, 4 euros
Sta Mº Nouvella 3,5o euros

autobús hasta la Plaza Michelangelo 1,15


























12 comentarios:

  1. Coincido en que Florencia es una de las ciudades mas bonitas que hay, tiene una magia que cautiva los sentidos.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí. Me hubiera gustado estar un par de días más.
      ¿Conoces el convento de San Marcos? Una de las cosas que más me gustó fué ver las celdas pintadas por Fray Angélico. En la siguiente entrada de Florencia están las fotografías.
      Gracias por pasarte a comentar. Saludos!

      Eliminar
  2. Cada vez lo tengo más claro... si algún día me pierdo... buscadme en Italia. ¡Eso es genial!

    ResponderEliminar
  3. Lleguamos a Firenze bajo una ola de calor. Eso contribuyó a que no la pasaramos muy bien. En el Uffizi, no pude creer que tanta obra maestra de arte fuera sujeta a esas condiciones de humedad y calor.

    ResponderEliminar
  4. Si se puede hay que evitar ir en julio o agosto. A nosotros nos hizo muchísimo calor. Aún así, nos gustó mucho Italia.
    Gracias por vuestros comentarios.

    ResponderEliminar
  5. Uyyy!! es un sueño...no sé qué daría por poder visitarlo, un saludo y gracias por las fotos

    ResponderEliminar
  6. He tenido la sensación de estar viajando contigo Pilar. Me ha encantado. Besooos y las fotos son preciosas.

    ResponderEliminar
  7. Hermosisimo lugar , bellas imágenes, mil gracias por la difusión

    ResponderEliminar
  8. Excelente post y como siempre las fotos maravillosas!!

    ResponderEliminar
  9. Sin duda Florencia es la ciudad más bonitas que he conocido y estoy de acuerdo contigo en que ahí es fácil sufrir el síndrome de Sthendal( descrito como una enfermedad provocada por la sobredosis de contemplación de tanta belleza).
    Gracias por tu relato, tus fotos, es como volver a estar ahí, he ido, he vuelto y sueño con regresar a mi hermosa Florencia

    ResponderEliminar
  10. Gracias a vosotros por pasaros por aquí y dejar vuestros comentarios. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  11. Firenze, qué barbaridad de belleza! Estuve de adolescente con la escuela, qué viaje tan desaprovechado a nivel cultural.... jajaja Muchas gracias por llevarnos en tu autocaravana, me gusta mucho salir contigo!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...