30/5/13

Ruta de las alquerías

La Aldehuela - Erías - Castillo - Robledo - La Muela - Pinofranqueado


Las alquerías son pequeñas entidades de pobación pertenecientes a un municipio y cuyo origen está en las antiguas majadas, es decir, los  lugares de la montaña que utilizabn los pastores como refugio suyo y de los animales en las épocas de pastoreo.



Esta ruta discurre por un lugar privilegiado atravesando alquerías de Pinofranqueado por un paisaje único. Una zona en la que el agua no faltaba a los antiguos pastores y ahora nos acompaña y nos sirve de divertimento, disfrutando la vista y el oído con su murmullo y atravesándola varias veces en nuestro recorrido. La ruta nos permite recrearnos en este entorno montañoso de valles, pinares, bosques, huertos y ríos que hacen de la comarca de Las Hurdes un lugar inolvidable para todo aquél que la visita.




El autobús salió del Camping Pino, situado a la orilla del río Los Angeles, en Pinofranqueado, después de la fotografía de rigor de los participantes. 

fotografía de Molian Bravo


Nos llevó a la primera alquería, inicio de la ruta: La Aldehuela.
En esta alquería, limitando con Salamanca, y situada en el Puerto de Esperabán tiene su nacimiento el río Esperabán, que según cuentan viene de una palabra hurdana que significa “Río del Gavilán”. Y es que este ave abunda en las Hurdes, entre la amplia gama de especies representativas de la fauna ibérica.
También cuentan que antiguamente se les llamaba “cuchareros” por la habilidad que tenían para fabricar este utensilio en madera y que luego vendían por los pueblos comarcales.


Salimos del pueblo entre construcciones de  arquitectura tradicional, que aquí en las Hurdes se denomina también “arquitectura negra” y pasando entre huertos, cogemos el antiguo sendero utilizado como vía de comunicación entre estas alquerías.



Nos conduce entre abundantes  majadas o corrales típicos hurdanos, a cruzar el río y emprender una vereda rodeada en unos tramos de variada vegetación y en otros por parajes abruptos.





Llegamos a la siguiente alquería: Las Erías. Este pueblo es muy antiguo como indican algunos vestigios encontrados. Cuenta con varios petroglifos: el de Las Erías, al que se accede por esta parte alta del pueblo y el de Los Tesitos, continuando el camino de las alquerías.




Se habla de su origen árabe por el arco que cruzamos para salir de él. Además de la típica arquitectura, destaca también el puente situado en la entrada del pueblo viniendo por la carretera.
Saliendo del pueblo, entre huertos recién regados, vamos caminando por el margen derecho del río y me llevo la fotografía de unas lechugas tiernas que son la envidia de los que  gustamos de  productos naturales.




Siguiendo la hermosa vereda delimitada por “pareones” en unas zonas y por paredes de pizarras en otra, llegamos al Tesito de los Cuchillos, cerca de la confluencia con el arroyo de la Zambrana. 




Los grabados rupestres mejor conservados son unos puñales o espadas con una inscripción latina que puede traducirse como “guárdate de mis armas” o “protege mis armas” (A)RMAMIIACAVII). Esto hace pensar en el origen romano del lugar, aunque la leyenda dice, al igual que en otras rocas hurdanas, que son “Las Pisás de los Moros”, nombre con el que se conoce también esta zona.


Continuando camino volvemos a cruzar el río y el sendero nos conduce a través de pizarras a un gran pinar con una pancarta de protesta ante la amenaza de la tala. Esperemos que sirva para impedir tan desastrosa como horrorosa decisión.





En medio de este entorno natural llegamos a la siguiente alquería: El Castillo, en el que según la leyenda hubo en tiempos remotos un castillo situado en el paraje de La Zambrana, aunque algunos hablan que estuvo situado en la zona de La Boya. A sus habitantes se les llama “castillejos” y cuentan con un Museo Etnográfico.




Lo atravesamos viendo los característicos y bonitos balcones de pizarra y probando el agua de su fuente. Fotografié las cabras pensando en  la rica leche que bebía de pequeña y que no supe apreciar a mi corta edad. 




Todavía existen familias criadoras de cabras  para el consumo propio de leche y de ricos quesos, que entre lo natural y tradicional de su elaboración son una auténtica exquisitez. No quiero ponerme a escribir de la gastronomía hurdana porque me perdería ante la variedad y riqueza de productos naturales, con sabores de siempre que han sabido conservar y que son  un deleite.
Desde este pueblo se puede acceder a la madroñera de Guijarroblanco, declarada Arbol Singular y cuyo relato se puede leer también en este blog.





Entre pinares, jaras en flor, brezos y madroñeras dejamos el camino que lleva al cruce del Avellanar. Aquí está situada la Ermita de Nuestra Señora de las Hurdes a la que se acude en romería el primer domingo de mayo. No hace falta tal ocasión para acercarse hasta aquí, pues el lugar invita a  darse un chapuzón pero nosotros nos desviamos para coger una pista que conduce a la siguiente alquería y en la que nos encontramos chaguarzos. Es una planta en cuya base crecen las llamadas “colmenitas” que se comen y según contaron los participantes del lugar, buscaban de pequeños cuando salían al monte a jugar. La fotografía quedó borrosa, pero sirve al menos, para su identificación.






En esta pista y al llegar al pilón nos estaba esperando el coche del camping, organizador del evento, para darnos un bocadillo y una botella de agua. Nos encontrábamos en mitad de la ruta aproximadamente. El entorno natural es de una belleza paisajística única, de nuevo reverdecida tras quemarse  unos años atrás.



Con la vista del Robledo, la siguiente alquería, al otro lado del río, hay dos opciones para seguir la ruta: Continuar por la pista hasta el refugio contemplando todo el Valle del Esperabán o acercarte al pueblo. Esta es más  bonita y te lleva hacia él a través de un “raspaero” en el monte, denominado así a las marcas dejadas por la maquinaria. Este raspaero conduce a un camino que llega hasta el puente que hay que cruzar. Es un hermoso camino sembrado a ambos lados de altos helechos que con la humedad del río, es toda una delicia pasear por él. Continúa por todo el margen del río pero la ruta estaba organizada para cruzar el pueblo y ver sus típicas casas y las antiguas escuelas por las que se desciende nuevamente al camino del Avellano.  Este discurre entre los huertos que riega para llegar al puente del mismo nombre, que pasando por él para cruzar el río, coincide en el refugio, con la pista que se abandona para ver el pueblo.




Como los primeros habitantes de las alquerías, los pastores, buscaban el asentamiento al lado de los ríos, esta ruta llena de verde y frescor tiene el atractivo añadido de poder bañarte en cualquiera de los remansos del río, como el  que  encontramos al llegar a la última alquería: La Muela




Tienen una especie de playa y merendero a la sombra de sauces, con un molino acondicionado como vivienda, cerrando la belleza del lugar.





Desde aquí y a lo largo del sendero del río pasamos por prados de margaritas, cultivos y huertos hasta llegar a Pinofranqueado, donde cogiendo el paseo acondicionado del río vamos en busca del camping donde nos espera, en unas instalaciones de piedra haciendo honor al entorno, una rica comida de arroz a la milanesa, lomo en salsa de queso con acompañamiento de patatas panadera y un estupendo flan casero con nata.


fotografía de Molian Bravo


Para más información de la comarca:


Si quieres ver la ruta en wikiloc pincha aquí

5 comentarios:

  1. Que ruta tan agradable, ha sido "casi" como estar por allí disfrutando de la naturaleza. Muy bonitas las fotografías. Saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario. Es un entorno precioso y la ruta así, se hace muy agradable. Un saludo!

      Eliminar
    2. otra ruta pendiente por hacer. Muchas gracias y felicidades, tienes un premio en mi blog. besos

      Eliminar
    3. Gracias Amparo. Que ilusión me hace recibir de tí un premio. Un abrazo!

      Eliminar
  2. Qué paseo más bonito, además el día estaba estupendo, menuda envidia me das. Saludos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...