5/12/13

Brujas hechizo entre canales

Recorriendo Bélgica en tren (2)


BRUJAS  es la  primera ciudad que fuimos a ver en nuestra estancia en Lieja. Ya la conocía de otro viaje anterior pero la escogimos porque queríamos ver también el Festival de esculturas de hielo y nieve  que tenían montado en esas fechas.

Brujas es una ciudad que sin conocerla  te atrae, te hace pensar en magia y conjuros. Esperábamos  encontrar allí quizá una pócima  que nos hechizara  y nos hiciera vivir un día mágico. No encontramos pócimas ni brujas pero sí recorrimos la ciudad predispuestas a ello. El ambiente navideño  también ayudó a esa especie de ensoñación.

El canal Dijver que ofrecen circuitos en temporada

La distancia en tren desde Lieja es aproximadamente de dos horas, una desde Lieja hasta Bruselas y otra desde Bruselas hasta aquí. Como salimos tarde, no quisimos perder tiempo en comer así es que decidimos comprarnos algo y tomar un café en la estación de tren de Bruselas (Gare du Nord). Me llamó la atención la variedad de bocadillos rellenos de verduras y ensaladas. 


Nada más bajar del tren en Brugge Sint-Pieters, nos topamos con las carpas del Festival. Nos encontramos con lo que esperábamos: muchas esculturas de hielo  y estructuras variadas pero lo que  no imaginábamos es que nos fuéramos a divertir tanto deslizándonos por el tobogán helado.




Desde la estación se puede ir caminando al centro de la ciudad.
Brujas fue una de las ciudades más ricas de Europa en la Edad Media. Su casco histórico es Patrimonio de la Humanidad con una arquitectura gótico medieval  y calles empedradas en las que de vez en cuando te topas con algún carruaje. El paseo por él se hace muy agradable. 


Fuimos siguiendo la dirección  de la torre de ladrillo más alta de la ciudad con 120 metros,  la de la Iglesia de Nuestra Señora. Es una bonita Iglesia  de los siglos XIII al XV, con una buena colección de arte pero lo más importante sin duda, es La Madonna con el Niño en mármol blanco de Miguel Angel (la única escultura del autor que salió de Italia). Esta Iglesia es la más importante junto a la Catedral de San Salvador, la primera iglesia gótica en ladrillo que se construyó en Bélgica y que no pudimos ver por estar cerrada a esa hora.

Iglesia de Nuestra Señora 






















Paseamos por la ciudad, por sus calles comerciales, por su centro típicamente medieval y por su corazón que es la Gran Plaza o Grote Mark. Es una plaza grande, rectangular y adoquinada que en recuerdo de los cabecillas de la revuelta popular contra los franceses tienen en el centro el monumento a Jan de Breydel y Pieter de Conink  Estaban montando las casetas navideñas al igual que en el medievo montaban el mercado al aire libre. Está declarada Patrimonio de la Humanidad.  

Plaza Mayor o Grote Mark

Sus fachadas acaparan nuestra atención como la del Palacio Provincial o Landhuis o  el monumento conocido como La Atalayael Belfort o torre–campanario símbolo de la ciudad. Tiene 83 metros de altura y 366 escalones con un carrillón formado por 47 campanas, de las cuales la denominada Campana Triunfal, mide 2.05 metros de diámetro. Este campanario pertenece al edificio de las Hallen, un antiguo mercado donde se reunían los comerciantes a comprar y vender las telas, los tapices y los encajes. Brujas era en el siglo XIV el mayor puerto de Europa para el comercio de la lana.

Delante del Landhuis o Palacio Provincial


El Belford conocido como "la Atalaya"

Enfrente de la torre, en el lado norte, están las casas flamencas de los gremios que se construyeron entre los siglos XVI  y XVII. Todas con frontones triangulares que ahora son cafés y restaurantes y algo tendrán que ver con los hinchas del fútbol cuando estaban sus puertas llenas de ellos.

Las casas flamencas con la iluminación navideña

Desde aquí  se accede a otra plaza también adoquinada y rodeada de bonitos edificios: la Burg. Es la segunda plaza más importante de Brujas y  donde se encuentra el Palacio de Justicia, el Ayuntamiento y la Basílica de la Sagrada  Sangre. En esta basílica, construida por dos iglesias superpuestas, se venera la reliquia de la Santa Sangre. Según una leyenda fue traída de Tierra Santa por el Conde de Flandes tras  la segunda cruzada.  Otra dice que fue traída un siglo después por otro conde de Flandes, Balduino IX tras un saqueo.

Al fondo, a la izaquierda, Basílica de la Sagrada Sangre en la Plaza Burg


Ayuntamiento en la Plaza Burg

Salimos de aquí por un pequeño arco y fuimos caminando por las típicas calles flamencas que cruzan los canales como la del Asno Ciego, llamada así por la leyenda que habla de un molino que existía junto al canal tirado por un burro y al que le tapaban los ojos para que se le hiciera más llevadero el trabajo. Paseamos por la Orilla de los Marineros y por la calle Dijvers donde se encuentra uno de los rincones más bonitos y fotografiados de la ciudad. También es el elegido por muchos pintores para plasmarlo en sus lienzos.

El rincón más fotografiado de Brujas



La vez anterior que visité Brujas pude verla desde otra perspectiva, la de los canales. Es una experiencia que recomiendo, pero el paseo en barca  solo funciona de marzo hasta noviembre.


Se nos hizo de noche y a nuestro pesar, tuvimos que dejar esta bella ciudad medieval.  Brujas es de esas ciudades que te cuesta abandonar. Espero volver a ella para ver el  Begijnhof (formado por varias casitas verdes sobre los canales y habitadas desde el siglo XIV por las beguinas, mujeres devotas consagradas a la enfermería y a la enseñanza) o el Minnewater o Lago del amor que tantos turistas atrae. También me hubiera gustado subir a la Torre Belford para ver Brujas desde la altura, pero sobre todo, seguir paseando entre sus gentes, sus canales y sus rincones, que es lo que hace atractiva esta ciudad.


2 comentarios:

  1. Una hermosa ciudad, Brujas, a la que le sienta estupendamente el espíritu navideño, como en general a toda Bélgica que, en breve, recibirá con gran alborozo a San Nicolás. Me has recordado mi viaje a Bélgica, sobre todo a Bruselas, hace unos años. Fue por esta época y todo estaba precioso. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Este viaje lo realicé en el 2008 y no sabía nada de mercados navideños así es que disfruté doblemente. Gracias por pasarte por aquí!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...